El melasma es una patología de la piel que afecta especialmente  a mujeres jóvenes de piel bronceada en forma de manchas de color marrón. Suelen aparecer sobre las mejillas, el puente de la nariz, la frente, el mentón, y justo encima de la boca, en el labio superior. Pero también puede aparecer en otras partes del cuerpo, como el cuello o los hombros. Aunque no supone un problema grave, hay que evitar la exposición solar sin factor de protección para evitar el empeoramiento. En el caso de los hombres, su aparición es mucho menor.

Productos como ciertos cosméticos pueden suponer un efecto irritante en pacientes con predisposición a padecerlo. Además, suele preocupar a los pacientes a niveles estéticos.

Las causas de su aparición suelen ser hormonales o por un exceso de exposición solar. Pueden tratarse con peeling químico.

Tratamiento con peeling químico

El peeling químico indicado es el del ácido pirúvico. Los tratamientos de Laboratorio Sebbin producen una exfoliación de la piel en profundidad. Corrigen las imperfecciones como cicatrices, acné y otras manchas.

El tratamiento contra el melasma de peeling químico logra una gran eficacia en la piel con una mínima incidencia de dolor, inflamación, eritema u otros, tal y como se garantiza desde Laboratios Sebbin. Además el peeling químico es efectivo también en otros daños de la dermis como la seborrea o el actínico medio. Cualquier tipo de tratamiento contra el melasma debe estar llevado a cabo por profesionales expertos en el campo.

Una vez finalizado el tratamiento con peeling químico, se deberá seguir con la protección solar, para así reducir el riesgo de posibles reacciones.

Existen varias intensidades de peelings químicos según sea el estado de la piel que se vaya a tratar. De igual forma serán necesarias más o menos sesiones que el especialista decidirá una vez evaluado cada caso de forma personal.