El aumento con implantes de glúteos es una cirugía que cada vez recibe más demanda tanto en el sector femenino como en el masculino. El aumento con implantes de glúteos puede hacerse de varías formas, pero la que suele dar mejores resultados y más duraderos es la que se hace con implantes.

Los implantes de glúteos están específicamente creados para este fin. Son distintos a los implantes mamarios que estamos más acostumbrados a ver.

Cómo son los implantes de glúteos

El aumento con implantes de glúteos satisface cualquier tipo de problema estético que tenga la paciente. En Laboratorios Sebbin somos especialistas en esta tipología de implantes. Distinguimos tres distintos:

  • Implantes de glúteos anatómicos: este tipo de implantes de glúteos están indicados cuando el mayor volumen esté en la parte alta de la nalga, cuando el músculo del glúteo es largo o cuando los pacientes tienen una estatura alta.
  • Implantes de glúteos redondos: estos se recomiendan cuando la mayoría de volumen del glúteo está en la parte baja de la nalga o si el músculo del glúteo es corto.
  • Implantes de glúteos biconvexos: estos implantes de glúteos se aconsejan en los mismos casos que los implantes de glúteos redondos, con la diferencia de que dan la opción de mayor volumen.

La composición de los implantes de glúteos es de gel de silicona. Son muy flexibles para que su introducción sea lo más sencilla posible. Además, proporcionan una mayor proyección que los implantes de glúteos de silicona monobloque.

Cómo es la intervención con implantes de glúteos

Durante la intervención quirúrgica el paciente estará en todo momento colocado boca abajo para que se pueda trabajar cómodamente. El tiempo aproximado de duración es entre hora y media y dos horas.

Las cicatrices del aumento de glúteos con implantes no son visibles porque queda situada en el pliegue ínter glúteo. Mediante está incisión se crea un bolsillo donde irá colocado el implante de glúteo. La recuperación es breve y el paciente puede reincorporarse a su rutina en pocos días llevando una faja quirúrgica especial durante aproximadamente un mes. El resultado final será visible a los seis meses.